DIAGNOSTICO MOLECULAR DE LEUCEMIA MIELOIDE CRONICA (CML)

La leucemia o cáncer sanguíneo puede definirse como un conjunto de enfermedades que atacan a los glóbulos blancos (defensa inmunológica) de la sangre. Existen varios tipos de leucemias, pero la característica más común es la producción excesiva de glóbulos blancos inmaduros o, en otras palabras disfuncionales y deficientes; por lo tanto, algunos pacientes con leucemia se ven afectados por infecciones comunes que el cuerpo no puede combatir apropiadamente.

En Ecuador, la leucemia ocupa el quinto lugar en hombres y sexto en mujeres con respecto a los otros cánceres de los cuales la leucemia mieloide crónica tiene una incidencia de 1 caso por cada 100.000 habitantes. Esta es una enfermedad incurable de avance lento que también provoca anemia, sangrado fácil e infecciones recurrentes y puede pasar eventualmente a un estadío agudo, por lo tanto el paciente deberá recibir tratamiento durante toda su vida y el monitoreo constante de la enfermedad toma una connotación preponderante.

El Diagnóstico clásico de ésta enfermedad implica las observaciones clínicas y microscópicas efectuadas por el personal médico. La citogenética puede detectar por microscopía una mutación típica de LMC conocida como “cromosoma Philadelfia”, aunque mediante ésta técnica son frecuentes los falsos negativos.

Por el contrario, las técnicas moleculares mejoran ostensiblemente la sensibilidad (permitiendo detectar incluso la enfermedad en estadios mínimos residuales) y la especificidad, puesto que permite discriminar las diferentes variantes (P190, P210 y P230), cuya identidad es muy importante para clasificar los ensayos clínicos en el monitoreo y eventualmente permitirán ajustar un tratamiento adecuado para cada uno de los pacientes que acuden diariamente a nuestras instalaciones del área de hematología.

Requisitos para la toma de muestras: Cita previa con el personal de Hematología de Cruz Vital S.A.